lunes, 8 de junio de 2009

Diccionario para el próximo periodo electoral

Segunda entrega


Candidato: cara transitoria de la tendencia más pujante o fraudulenta de un partido político. Para ocupar el puesto de candidato son altamente valoradas las condiciones de domesticación y sometimiento del postulado, y desfavorables el pensamiento autónomo, crítico o la capacidad de razonar en general. Actualmente se valora sobremanera si el postulante es negro o mujer, y los votantes y miembros del partido se sienten muy “yuppies” al elegir a este tipo candidatos por ser “trendy”.

Constitución política: documento olvidado, pisoteado y obsoleto de las leyes y principios que se supone aún rigen en la nación de Costa Rica.

Convención abierta: clara oportunidad de tergiversar información convirtiendo votos emitidos para las candidaturas en “muestras de la legitimación del grupo en el poder”.

Elegir: acción de escoger o manifestarse a favor de determinada persona o tendencia por como se ve, por lo que representa o por lo que ofrece (promete). En el presente, el proceso de elegir se encuentra totalmente desligado de procesos más trabajosos y complejos como pensar, escuchar ideas, argumentar proyectos, hacer propuestas válidas y viables, entre otros.

Partidos políticos: por definición, fragmentados por la lucha interna de poder y altamente maleables en lo que se refiere a sus planteamientos e ideas. Desgastados como agrupaciones y actualmente aferrados a determinadas figuras del presente o “des-entierros” del pasado.

PUSC: antiguo partido de oposición que pretende retornar a la contienda política con un candidato acusado de estafas y malversación de fondos. Claramente este candidato cumple con todos los requisitos necesarios para ostentar el poder (ver Candidato), entre ellos, el haber sido presidente ya en una ocasión. Sus siglas refieren al “Partido de los Usuales Sinvergüenzas y Chanchos”.

PLN: las siglas refieren al “Partido de Ladrones Nacionales”, agrupación que defiende los intereses de los más grandes traidores de la patria bajo la consigna de “estafar al pueblo y negociar con el extranjero” siempre en beneficio de “nosotros” mismos (entiéndase ellos mismos). *Para mejor comprensión repasar el término Arias de la primera entrega.

Sala cuarta: la cara más abiertamente esquizofrénica del poder, como director de la orquesta en violaciones a la constitución (v.g. la reelección presidencial) y defensor acérrimo de los habitantes de la nación (v.g. defensa del agua).

Vergüenza: experiencia mística de sonrojo solo accesible al “pueblo” y curiosamente disociada de actos macro-delictivos a nivel estatal. Asimismo, se observa como una experiencia inaccesible en el caso de personas conocidas en el gremio de la política, los gobernantes, uno que otro rico y casi cualquier empresario.
Laura Rivas Feoli
Elaborado en el contexto de las elecciones internas del PLN
San José, Costa Rica, 2009

6 comentarios:

Pelele dijo...

Que va a ser el Larousse Ilustrado.
Lo de la democracia como un delirio colectivo es todo un tema, ja ja ja.
Me parece que en la entrada "diputados" hace falta una mención (honorífica?) para las del tipo trepadoras, como la sex symbol de Andrea Morales (que dios la acoja en su seno)

Lola Mena dijo...

Rauul, está de lujo el diccionario, de repente puede incentivar capacidades escatológicas -que lo diga quien suscribe- y con tu permiso, agrego una definición:

Laura Chinchilla: figura femenina de voz masculina, cuya sombra tiene -tenía, quizá- paloma (todas las interpretaciones aplican).

raaul dijo...

Gracias señores!
Las propuestas que hacen serán retomadas en el segundo tomo del diccionario, que como los viejitos traía una parte dedicada únicamente a personajes de la historia. Esa parte la llamo "Los mil y tantos"... ahí la pasaré cuando esté terminada.

Jenaro Comemaíz dijo...

Rolando Araya: político cuya característica más sobresaliente es su vocación de perdedor. Si bien existen notables similitudes con individuos de otras especies (como José Miguel Corrales y el Macho Mora) aún no se puede concluir que esa característica posea un componente congénito, de tal suerte que nada impide que su hermano (Johnny Araya) pueda figurar en próximas ediciones de este diccionario.

Jenaro Comemaíz dijo...

N del E: Si identifica como antecedente directo de este tipo de políticos al tristemente célebre Carlos Manuel Castillo

Hatillonauta dijo...

Hay dicionario de las dudas?
¿Que es el PLUSC?