martes, 26 de agosto de 2008

Predilección evanescente


Lo verde.
Lo apacible.
La llanura.
Las parvas.
Esta bien.
¿Pero el humo?
Más que nada,
que todo
el humo
el humo
el humo.

Girondo, Oliverio. Persuasión de los días.

3 comentarios:

Pelele dijo...

Como las minifaldas que decía el taxista, que siempre se esfuman entre la multitud. eso es el humo, unas piernas de mujer alejándose y las piernas como símbolo de todo lo que se aleja. ¿Fuego?

C.A. Fallas dijo...

Es como si en el humo habitaran las cosas importantes, las livianas intrascendencias de los días, que nos empujan hacia otro día.

Bukowskiana dijo...

www.humosuburbano.com.ar