jueves, 22 de octubre de 2009

Falsas premisas de las falsas democracias modernas



Si lo hacen miembros del gobierno, no es ilegal”: herencia de Nixon, desgracia de todos. Nada es ilegal cuando lo hacen funcionarios públicos, se trata de errores. Contra esto, existe la inmunidad.

Ser oposición es llevar la contraria”: creencia popular extendida sobretodo entre los “que ostentan la razón y la verdad” (coyunturalmente vestidos de verde y blanco, marca ARIAS).

Los dictadores son solo de izquierda”: esta va de la mano con “La reelección es buena en los gobiernos de derecha”. ¡Qué ironía!

La continuidad la da un partido o las personas que lo componen”: no existe el concepto de proyecto de nación o de país o de estado, porque ningún político nunca lo ha aplicado, siquiera utilizado en el discurso. Se vive cada cuatro años y por eso la continuidad se construye sobre las agendas partidarias.

Democracia es elegir libremente”: en un medio claramente coartado por la publicidad, las oportunidades de empleo y educación, donde solo se ofrecen para elegir no más que versiones de las mismas recetas, donde los candidatos “estrella” de todos los países quieren estarse reeligiendo a nombre propio o por medio de marionetas, entre millones de cosas más. ¡Viva la libertad de elegir!

La guerra se justifica cuando existe un enemigo”: esta funciona con los medios creando enemigos todos los días, a todas horas y con todo el poder. La salud y la economía son ahora los primeros en la lista. Claro, las anti-democracias también.

La comunidad internacional se debe unir contra los enemigos del bienestar”: los más conocidos por el momento vienen a ser el terrorismo y el narcotráfico. El primero, el problema clave del primer mundo; el segundo, la guerra del día a día del tercero. ¡Nadie pregunte por los orígenes!

Memoria histórica es rencor”: el pasado se queda en el pasado. Promueve el olvido, cero capacidad crítica, de reflexión y de autorregulación. ¡Para superarse solo hay que mirar “adelante”!

La gente es pobre porque no trabaja”: oportunidades de trabajo "sobran" y la educación es "gratuita". El que no trabaja es porque así lo quiere. No se hable de distribución de la riqueza. ¡Que todo el mundo coja pa su saco!

Los ricos no roban porque ya tienen mucho dinero”: hasta las abuelitas pregonan esta idea de que los que tienen dinero no roban porque no ocupan hacerlo. Se le olvida a todo el mundo el poder, la avaricia y el control. ¡Vale que la biblia es un best seller!

*Continuará, de fijo... aunque no sé si en el blog.

** Imagen tomada de razon-y-corazon.blogspot.com

7 comentarios:

Asterión dijo...

Concuerdo con todos los puntos. ¡Qué visión más chata la de este país y quienes promueven su imagen fina y única!

El colmo el editorial de hoy de La Nación, donde se queja de la reelección en Nicaragua, pero aquí no dijeron nada, más bien la apoyaron. Pero bueno, para cínicos, cinico y medio,es lo que hay que darles.

Saludos.

raaul dijo...

Gracias Asterión. Personalmente, encontré que leer la nación es nocivo para mi salud y aunque pocas veces hago caso a este tipo de advertencias, he dejado de leer ese periódico.

Solo esto nos queda, el cinismo!

Marga dijo...

Indignación es lo que se siente... toda una serie junto con el Diccionario. Ojalá la continuación si quede en el blog.

Saludos!

raaul dijo...

Vamos a ver, vamos a ver Marga, porque últimamente me enojo más cuando escribo, en lugar de descargar jeje

Jenaro dijo...

Lo peor es que se viene una derecha bien brava, tras el susto que se pegaron las elites con los titulares apocalípticos y los vitores de izquierdistas tan dudosos como heterodoxos! Salvo por Uruguay me mantengo escéptico (como Daniel Toussaint), por que sin duda es un fenómeno regional que tasciende la (ahora "estéril") categoría del Estado-Nación!
Quedo a la espera de la continuación

C.A. Fallas dijo...

Muy concreto, me gusta. Me gusta más que no leás la Nación, esa me parece de la gente más informada;-)
Con lo del enojo todo bien, ¿quién dijo qué teníamos que deshacernos de él?

raaul dijo...

Jenaro: No solo brava sino picada! Vienen con sangre en el ojo. Veremos lo de la continuación...

C.A. Fallas: Gracias flaco! Sobre el enojo, yo sé que no es malo, pero sucede que traté estos textos como una forma de descarga y resulta que noto que más bien me enojo más cuando los escribo jeje